Entrevistas

Ahora Instagram, antes Aurelio

Aurelio González, es español nacido en Marruecos, llegado como polizón al Uruguay con 22 años, fue fotógrafo del diario El Popular hasta que la dictadura clausuró el órgano oficial del PCU.

Cuando ocurre el golpe de Estado  el 27 de junio de 1973, la Convención Nacional de Trabajadores (CNT) convoca a una huelga general con ocupación de los lugares de trabajo, que se desarrolla hasta el 11 de julio. Aurelio decide recorrer las fábricas y talleres ocupados por sus trabajadores para registrar el hecho histórico. ​ La gran manifestación del 9 de julio fue también registrada por el lente de Aurelio. El local de El Popular es destruido. Sin embargo, Aurelio logra rescatar los archivos fotográficos del periódico y los esconde en un entrepiso del edificio. Eran más de 100 mil fotogramas que documentaban buena parte de la vida política de un país convulsionado…

Foto: AUTE

Kimeros en el #CME

Montevideo, Capital de la música emergente
Más de cien artistas, 10 países, 19 departamentos, 8 municipios y un mes entero de actividades: recitales, talleres, intercambios internacionales, clínicas, charlas, participación de referentes de la industria musical.

Entrevista a Astronaut Project en el #CME

Montevideo, Capital de la música emergente
Más de cien artistas, 10 países, 19 departamentos, 8 municipios y un mes entero de actividades: recitales, talleres, intercambios internacionales, clínicas, charlas, participación de referentes de la industria musical.

Valentina Viettro autora del libro de cuentos “Sexualidades Monstruas”

Los cuentos de este libro se enfrentan directamente con la idea de que el erotismo es o puede ser o debe ser inofensivo. Se ríen de un sentido común donde el placer está vinculado con el bienestar, la sanidad o la confianza. Se amigan con la incertidumbre de que hay algo en nosotros que no puede elegirse y asumen la sexualidad como un camino de autodescubrimiento, donde es imposible saber a priori lo que te gusta o te gustará. (…) Las narradoras de estos cuentos —que son una y es muchas al mismo tiempo— recorren el mapa de su sexo exponiéndose al riesgo, con la libertad suficiente para decir, para hacer el ejercicio de volver expresable la experiencia monstruosa del deseo.